ESTAMOS PERDIENDO SAN RAFAEL – TEKOHA GUASU

¡NECESITAMOS TU APOYO AHORA!

En los últimos meses se observó un aumento radical de las actividades ilícitas en el área de Reserva para Parque Nacional San Rafael, conocido también como el Tekoha Guasu del pueblo Mbya Guaraní que reclama su territorio ancestral. Es un tema muy preocupante dado a la tala indiscriminada para hacer tablas, las fábricas de carbón, y los cultivos ilegales de marihuana, ahora se suman más de una docena de invasiones campesinas reclamando lo imposible: asignar tierras del área de Reserva para la Reforma Agraria.

Actualmente tenemos estas nuevas invasiones campesinas al área:

  • Sur de la Propiedad de Shindoi.
  • Propiedades de Martines Yegros y Guyra Paraguay (Kanguery)
  • Santa Inés – Agroganadera Don Felipe
  • Gran invasión en Propiedad de Hrisuk.
  • Invasión y Desmonte casi total de ex Sudameris.
  • Invasión y casi Desmonte total de Propiedad Pai Paredes y San Migelito.
  • Zona de Taguató, límite con Reserva de Kaa’guy Pora, propiedad de Alianza.
  • Zona de Toro Blanco
  • Nueva invasión en Propiedad de Nueva Gambach

La asignación de tierras a la Reforma Agraria es un tema importantísimo, y serio, que requiere de una adecuada planificación. Si asignamos los últimos bosques a esto, estamos yendo en dirección contraria y opuesta a lo que es el ansiado Desarrollo Sostenible. Debemos apuntar a todo lo contrario, asignar tierras habilitadas y disponibles para una reforma integral y verdadera, sin hipotecar y dejar sin bosques a nuestro país. El verdadero desarrollo sostenible se construye uniendo estos núcleos importantes de bosques, a través de sistemas agrosilvo pastoriles, y no al revés, destruyéndolos.

El área de San Rafael/Tekoha Guasu es importante. Es el tekoha del pueblo ancestral Mbya guaraní quienes tienen derechos asumidos. Es un sitio de extraordinaria biodiversidad que en el último año sufrió el ataque despiadado de incendios provocados en más del 70% de su área. Sin embargo, a través de hechos y documentaciones se demostró su gran capacidad de regeneración, y su todavía importancia biológica y cultural. Es nuestro deber y obligación conservar y restaurar dicha área, pues ya son los últimos bosques del Bosque Atlántico del Alto Paraná en Paraguay, una zona de confluencia de importantes ecosistemas naturales.

Por dicho motivo, en este año donde se observan que estas invasiones campesinas se deben a promesas políticas que carecen de sustento, porque no conducirá a un desarrollo sino a más pobreza, llamamos a las autoridades a intervenir el área. No podemos tolerar más destrucción. Necesitamos la intervención de las fuerzas del orden público y del Ministerio Público, así como el Ministerio del Ambiente. Necesitamos que el INFONA prohíba la extracción de madera y carbón en la zona. No se puede seguir avalando tanta injusticia y tantos hechos ilícitos que arriesgan la vida de nuestros guardaparques y activistas sociales indígenas y conservacionistas en un área de tanta importancia.

Firman este comunicado:

  • Asociación para la Conservación de la Vida Silvestre (WCS)
  • Asociación Pro-Cordillera San Rafael en Paraguay (PROCOSARA)
  • Asociación de Ingenieros Ambientales de la UNA (AIAUNA)
  • ALTER VIDA
  • CON Paraguay
  • Defensores Del Chaco – Pypore
  • Fundación Moisés Bertoni
  • Greentour
  • Guyra Paraguay
  • La Compostera S.A.
  • Organización Mundial de Conservación (WWF)
  • Organización Paraguaya de Conservación Y Desarrollo Sustentable (OPADES)
  • Paraguay Orgánico
  • Red Paraguaya de Conservación en Tierras Privadas
  • Sociedad de estudios Rurales y Cultura popular – SER
  • Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza – UICN