La Justicia Paraguaya debe castigar a los responsables del asesinato a los guardaparques

Hace tres años, en agosto de 2018, vivimos uno de los acontecimientos más tristes en la historia de la Fundación con el asesinato de dos compañeros guardaparques: Rumildo Toledo y Artemio Villalba.
Rumildo y Artemio se encontraban realizando su tarea de patrullaje en la Reserva Natural Tapytá, que forma parte del Sistema Nacional de Áreas Protegidas del Paraguay. Mientras trabajaban, fueron emboscados por un grupo de personas quienes estaban cazando de forma furtiva. Los delincuentes dispararon contra los guardaparques y luego se dieron a la fuga. Rumildo falleció en el acto y Artemio días después de permanecer internado en terapia intensiva.
Desde entonces, como Fundación venimos acompañando y realizando numerosas acciones para que la causa judicial prosiga y que los organismos competentes logren dar con los responsables del crimen y les apliquen el debido castigo.
Pese a estar plenamente identificados, los delincuentes permanecieron “prófugos” por más de dos años y medio hasta que finalmente cuatro de los cinco imputados fueron puestos a disposición de la justicia y el caso pudo proseguir. Llamativamente, varios fiscales pasaron por la causa con casi nulos resultados. Finalmente, este jueves se realizará el juicio oral y público a los acusados de este terrible asesinato.
Rumildo Toledo y Artemio Villalba se suman a la triste lista de guardaparques fallecidos en defensa de los recursos naturales en Paraguay. Ya en 2013, en un hecho similar también fue asesinado Bruno Chevugui, guardaparques de la Reserva Mbaracayú y en su memoria se estableció el Día Nacional del Guardaparques.
Sin embargo, más que conmemorar fechas especiales, la muerte de nuestros compatriotas debe servir para tomar conciencia de la importancia y del difícil momento que atraviesan las áreas protegidas y redoblar nuestros esfuerzos como sociedad para defenderlas.
Como Fundación, comprometidos con nuestros compañeros, con las familias de Rumildo y Artemio, con las comunidades de las cuales provenían ambos y con la firme convicción de seguir protegiendo nuestros recursos naturales, exigimos JUSTICIA mediante el esclarecimiento del crimen y el castigo ejemplar que merecen sus responsables. La justicia paraguaya tiene el deber de estar a la altura y aplicar todo el rigor de la ley.

FUNDACIÓN MOISÉS BERTONI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *